Seguidores

viernes, 14 de diciembre de 2018

Ahondando en cualquier cosa se llega a las demás.(Clarín)

Don Jorge hubiera querido, para intimar más, mucho más, con los suyos, ya que ellos nunca se separaban de él, no separarse él jamás de ellos con el pensamiento, y para esto iniciarlos en sus ideas, en su dulcísima creencia... pero un rubor singular se lo impedía. Hablar con su hija y con su mujer de las cosas misteriosas de la otra vida, de lo metafísico y fundamental, le daba vergüenza y miedo. No podrían entenderle. La educación, en nuestro país particularmente, hace que los más unidos por el amor estén muy distantes entre sí en lo más espiritual y más grave. Además, la fe racional y trabajada por el alma pensadora y tierna- ¡es cosa tan personal, tan inefable!-.

Cambio de luz, Leopoldo Alas "Clarín".


jueves, 13 de diciembre de 2018

El colmo del misticismo estético está cifrado en ser una persona decente (Clarín)


Porque él da por sabido todo eso que usted me cuenta... lo entiende, lo siente... y no lo aprueba; va más allá, está de vuelta y me restituye a mi prosa de la vida vulgar honrada, me enseña el idealismo del deber cumplido, me hace odiar los ensueños que dan en el pecado, me revela la poesía de la moral corriente, que demuestra que el colmo del misticismo estético, de la quinta esencia psicológica, está cifrado en ser una persona decente, y que no lo es la mujer que falta a la fidelidad jurada a su marido.
Rivales, Leopoldo Alas "Clarín".



miércoles, 12 de diciembre de 2018

La popularidad no es indicio de mérito (Azorín)


La popularidad no es indicio de mérito. El elogio de los contemporáneos es una letra de cambio sobre la posteridad. La posteridad suele protestar la letra.
Es falaz la crítica; es falaz la historia. La historia es arte de nigromántico. Toda historia puede ser de diferente manera de como es. Los pequeños hechos tienen eso: que se prestan a todo. Son como las diminutas piezas de los mosaicos: se puede formar con ellos mil combinaciones y figuras. En España, por ejemplo, podría demostrarse que la literatura del siglo de oro decayó por la Inquisición; que esa misma literatura floreció por la Inquisición y que la Inquisición no tuvo nada que ver con la literatura... Los pequeños hechos por sí no dicen nada; el arte está en escogerlos, agruparlos, generalizarlos, agrandarlos, hacerles decir lo que el historiador quiere que digan. He aquí la nigromancia.

Azorín, El alma castellana, "La crítica".



jueves, 15 de noviembre de 2018

Reducen el cosmos a lo que sus calculadoras y tubos de ensayo pueden medir.


Científicos experimentales criados en un materialismo mostrenco siguen empeñados en encontrar la glándula pineal, el gen del mal y el modo de trasladar el espíritu, en que no creen, al disco duro de un ordenador. No entienden que el yo anida en un cuerpo, pero no se reduce a él. No entienden que en un incendio no pueden consumirse nuestros conceptos porque no son combustibles. Reducen el cosmos a lo que sus calculadoras y tubos de ensayo pueden medir. Siempre tuertos para lo humano, no reciben ayuda de los estudiosos de humanidades embarcados en un positivismo desaforado, acomplejados ante los métodos de las ciencias experimentales. Las humanidades están en declive con la connivencia de no pocos de sus estudiosos, por haber renunciado a menudo a la búsqueda de la verdad, del bien y de la belleza.




domingo, 2 de septiembre de 2018

No es verdad que la Belleza habite un mundo lejos.



No es verdad que la Belleza habite un mundo lejos. 
No es verdad que aquí abajo la belleza sea un pálido reflejo. 
No es verdad. Tú eres Belleza.
No hace falta buscar en otro sitio 
tu arquetipo.
Te ha hecho Dios, que no hace copias.

Inmensa tarta de café que creces


Inmensa tarta de café que creces 
hasta arriba a tus anchas y derramas 
tus vidrios con columnas y ventanas 
y arcos junto a las bolas en balcones 
del mundo coronadas y barandas
rodeadas de sombras arcilladas
empedradas de conchas y blasones.

Hoy me marcho en esta tarde mustia donde
cientos de hormigas pululan dejando
no obstante un hueco que ni cubrir tú puedes
con tu sombra. Ya lo sabes, pues
los corazones carne precisan más que piedras.




Oda a la nena

Oda a la nena

Nena, mira queres hermosa.
Ay nena.
Nena, mira queres salada.
Ay nena.
Nena, no te masustes.
Ay nena.
Nena, no te me vayas.
Ay nena.
Nena, no te malejes.
Ay nena.
Nena, qué piececillos.
Ay nena.
Nena, qué manos tienes.
Ay nena.
Nena, mira qué rubia.
Ay nena.
Nena, mira qué nena.
Ay nena.
Nena, o minha nena. 
Ay nena.

sábado, 1 de septiembre de 2018

jueves, 30 de agosto de 2018

¿Sabes por qué todo se me vuelve en contra?


¿Sabes por qué todo se me vuelve en contra?
Todos me tratan con indiferencia,
y me dicen burlonamente:
no tienes solución.
Pero creo que tengo escapatoria,
hay quien no me desprecia.
Yo sigo gritando,
y he encontrado eco.
Me quedé dormido,
me levanté y estabas ahí.
Ya no me importan los desprecios.
Venga, levántate, agárrame,
con tus manos manchadas de sangre
y de dientes cariados.
Ya estoy seguro,
has dicho ¡bien!

miércoles, 29 de agosto de 2018

Qué felicidad alejarse de los desalmados

Qué felicidad alejarse de los desalmados
de los camellos del barrio
de los demagogos.
Al final solo me importa lo que dices tú,
hasta lo más intrascendente lo guardo como un tesoro.
Me lo planto en el pecho
y me viene a la mente;
tus palabras son un bosque
cada vez más frondoso.
Pero los desalmados son de barro
y a los camellos se les acabará el chollo.
Tú no me olvides
y llévame contigo.




lunes, 27 de agosto de 2018

Raperos, haced algo nuevo,

Raperos, haced algo nuevo,
que retumbe la tierra.
A ver si encontráis una palabra
que diga algo de verdad.
Que brille, que deje boquiabiertos.
Que sí, que es grande, que sorprende,
que asusta a veces.
Hay mucha canción morralla,
haced una que mole.
Que le guste, que esté a su altura,
que vaya más de la rima.
Traed algo brillante y potente.
Id derechos al escenario,
y buscad que le guste.
Aguantad el temblor;
no os miréis al ombligo.
Parad el deterioro del planeta;
venga, fuera demagogia.
Haced un rap alegre
que suene a mar.
Que huela a bosque,
a su perfume,
que le guste al jurado,
pues tendrá la última palabra.




domingo, 26 de agosto de 2018

Te diré ¡bien! todo el rato,


Te diré ¡bien! todo el rato,
siempre la loa, fuera el vómito.
En ti saltaré de gozo,
oídlo pazguatos y reíd.
Ensanchadla conmigo,
y hagamos piruetas en sus letras.
Te he buscado, y abriste las orejas
y has cepillado mis traumas.
Miradla, y abrasaos,
y vuestras caras maquillaos.
Desnudo he gritado, y me has arropado
y me has curado los delirios.
Tus amigos nos han rodeado, que temblábamos
y nos abrazaron.
Que te masquen, fresa, y se extasíen;
colocado quien te aguarda.
Nos erizamos tus amantes,
porque no nos falta de nada.
Los pragmáticos han muerto de hambre,
pero contigo cuelgan nuestras panzas.
Venga, quitaos los cascos:
os pondré los pelos de punta.
¿Quién eres tan vital,
crees que disfrutarás?
Escupe tus jodidas palabras,
y lávate la puerca boca.
Salte de la caca y limpia la pared,
no busques camorra ni insultes.
Tus ojos me alucinan,
y tus orejas me protegen.
Pero tu ceño les disgusta
hasta hundirlos en el olvido.
Gritemos, sus orejas se abren paso
y nos quitan las paranoias.
Ella nos cura del infarto
y nos abraza.
Su pócima protege nuestros huesos,
no se partirá ninguno.
La estupidez los ahogará;
su odio les estrangulará.
Compra de nuevo nuestros pechos;
no los mutilas pues nos amas.





sábado, 18 de agosto de 2018

Para quienes subordinan la educación al mercado


Eckhart: "las personas no deben pensar tanto lo que han de hacer como lo que deben ser". 

J. PIEPER, Las virtudes fundamentales, Rialp 1980, p. 11



viernes, 1 de junio de 2018

Benditas sean las reglas métricas

Benditas sean las reglas métricas, que impiden las respuestas automáticas y nos obligan a pensarlo todo una vez más, libres de las ataduras del yo.
W.H. Auden

domingo, 8 de abril de 2018

re-creación inventiva

Colin Smith, ed., Poema de Mio Cid, Cátedra, Madrid, p. 73.

Se discute mucho sobre las fuentes literarias en que ha bebido el poeta tanto en general como en el detalle de esta maravillosa escena, y es seguro que las hay, pero nadie puede poner en duda la eficacia de su re-creación inventiva.

jueves, 22 de marzo de 2018

Hic auctor prosequitur propositum suum.

Noctis sub silentio tempore brumali
dedi me quodammodo sompno spiritali
corpus carens video spiritu vitali
de quo modo visio fit sub forma tali.

Dormitando paululum vigilando fessus
ecce quidam spiritus nouiter egressus
de predicto corpore, vitiis oppressus
qui carnis cum gemitu deplangit excessus.

Aquí el autor sigue su plan

En medio del silencio   en una noche invernal
me entregué a un sueño   un sopor espiritual
veo un cuerpo carente   de espíritu vital
del que surge una visión en forma tal.

Dormía un poco y me despertaba cansado
Entonces un espíritu de nuevo empieza a salir
de dicho cuerpo, por vicios acosado
que con gemido de su carne llora sus excesos.

Hic Anima loquitur Corpori.
Juxta corpus spiritus stetit et plorauit
et hiis verbis acriter carnem increpauit:
'O caro miserrima quis te sic prostrauit
quam mundus tam subito pridie ditauit.

Nonne tibi pridie mundus subdebatur
nonne te prouincia tota uerebatur?
quo nunc est familia que te sequebatur 
cauda tua florida iam nunc amputatur.

Entonces el alma habla al cuerpo
Junto al cuerpo el espíritu se detuvo y lloró
y con estas palabras con acritud increpó a la carne
O carne desgraciada ¿quién te ha postrado así  
a quien el mundo tan rápido anteayer te enriqueció?

¿Anteayer no se entregaba el mundo?
¿No te vereaba toda la provincia?
¿Dónde está ahora la familia que te seguía?
Tu cola florida ya ahora está amputada.
Non es nunc in turribus de petris quadratis
sed nec in palatio magne largitatis
iaces nunc in feretro parue quantitatis,
reponenda tumulo que minor est satis.

No estás ahora en torres de piedra cuadrada
ni en un palacio de gran generosidad
ahora yaces en un féretro de pequeño tamaño,
y has de ser reubicado en un túmulo bastante menor.

Quid tibi palacia prosunt atque edes
vix tuus iam tumulus capit septem pedes
quemquam falsum iudicans ammodo non ledes
est pro te nunc misera in inferno sedes.

De qué te sirven palacios y edificios
cuando apenas tu túmulo contiene siete pies
al juzgar en falso a alguien no le harás daño
hay para ti ahora una mísera habitación en el infierno

Ego que tam nobilis fueram creata
ad similitudinem domini formata
et ab omni crimine baptismo purgata
iterum criminibus sum coinquinata.
Yo que tan noble había sido creada
a semejanza del señor formada
y de todo crimen por el bautismo purgada
de nuevo de crímenes soy manchada.
Tu caro miserrima mecum es dampnata
si scires supplicia nobis preparata
vere posses dicere: heu quod fui nata!
utinam ex utero fuissem translata.
Tú carne desgraciada conmigo eres condenada
Si conocieses los suplicios preparados para nosotros
Verdaderamente podrías decir: ¡ay por qué he nacido!
Ojalá del útero hubiese sido transmutada.
Nec est mirum fateor quia dum vixisti
quicquam boni facere non me permisisti
sed ad rea scelera multum me traxisti
unde semper erimus in dolore tristi.

Y no sorprende confieso porque mientras viviste
No me dejaste hacer ningún bien
Sino que a culpables crímenes me arrastraste a menudo
Por lo que siempre estaremos en un triste dolor.
In penis miserrimis sum et semper ero
omnes lingue seculi non dicerent pro vero
unam penam minimam quam infelix fero
et habere (?) veniam amplius non spero.
En penas miserables estoy y siempre estaré
Todas las lenguas humanas no podrían decir
Una sola pena mínima que infeliz soporto
Y no espero tener más perdón.

jueves, 11 de enero de 2018

La dictadura de la fantasía

Hugo Friedrich: La estructura de la lírica moderna, Seix Barral, Barceloba 1974:
 
el tiempo inte­rior constituirá el refugio de una lírica que huye de la congoja de la realidad.

Rousseau logró también en muchas otras obras suyas esa supresión de la diferencia entre fantasía y realidad. Sólo la fantasía, dice en la  Nouvelle Hcloise, puede darnos la felicidad; la realización, en cambio, la mata. “El país de la ilusión es el único del mundo que merece ser habitado; es tal la nulidad de la naturaleza humana que sólo le resulta bello aquello que no es” (VI, S). A ello se añade el concepto de fantasía creadora, que partiendo de la disposición del sujeto, es capaz de crear lo no existente y aun de situarlo por encima de lo existente (Confessions, II, 9). Jamás se valorará como es debido la importancia semejante frases para la poesía futura. No obs­tante, Rousseau habla impulsado por un sentimen­talismo de la felicidad teñido de matices personales. Si lo eliminamos, veremos que la fantasía lia sido audazmente elevada a la categoría de potencia que, aun sabiendo lo engañosas que son sus cualidades,quiere por convicción que la nada —que Rousseau entiende todavía como negación cu el sentido moral — no permita otra actividad del espíritu que la imaginaria: sólo ésta satisface la necesidad de reve­lación de lo más íntimo. Con ello se suprime la obli­gación de medir los productos de la fantasía con la realidad. La fantasía se ha convertido en absoluta.

Y así la volveremos a encontrar en el siglo xix, exas­perada hasta erigirse en dictadora y definitivamente liberada de los matices sentimentales que tuviera en Rousseau.

(…)

el genio — dice (Diderot)— tiene derecho a la brutalidad e incluso al extravío; precisamente los más sorprendentes y desagradables de éstos son los que arrebatan; el genio irradia erro­res que deslumbran; arrebatado por el vuelo de águi­la de sus ideas, el genio construye edificios a los que la razón no alcanzaría jamás; sus creaciones son combinaciones libres, que él ama como si fueran poe­mas; sus posibilidades van mucho más allá que el mero producir o descubrir, y por lo mismo “para el genio, los términos de verdad o mentira han dejado de tener valor preciso”. En los párrafos que extrac­tamos se recurre con frecuencia al concepto de fanta­sía, que es la fuerza motriz del genio. Lo que se con­cede a éste se concede también a aquélla: uno y otra son libres movimientos de las fuerzas espirituales, cuya calidad sólo se mide según las dimensiones de las imágenes creadas, según la eficacia de las ideas, segúu una dinámica pura ya no supeditada al contenido, que ha dejado tras sí las diferencias entre bien y mal, verdad y mentira. El paso que desde aquí ha­brá que dar para llegar a la fantasía como dictadora de la poesía posterior, tampoco será muy largo.