La humanitas nunca se adquiere en soledad, nunca en virtud de dar al público la obra de uno. Solo la adquiere quien ha “aventurado” su vida y su persona “en el ámbito público” (Hannah Arendt)

 sigo pensando que la esencia de ser un intelectual consiste en hacerse ideas con respecto a todo.

la lengua materna no tiene sustituto. Es verdad que se puede olvidar la lengua materna; yo misma lo he visto. Se trata de personas que hablan la nueva lengua mejor que yo, que todavía hablo con un fuerte acento y a menudo de manera no idiomática. Ellos sí pueden. Pero lo hacen en una lengua llena de clichés, porque al olvidar la lengua materna, perdieron también la productividad que uno posee en su propio idioma.

el reconocimiento, que en la tragedia griega constituye siempre el eje de la acción, la anagnórisis

«La humanitas nunca se adquiere en soledad, nunca en virtud de dar al público la obra de uno. Solo la adquiere quien ha “aventurado” su vida y su persona “en el ámbito público”»


Comentarios