Seguidores

miércoles, 5 de enero de 2022

convertido ya el protestantismo por una evolución lógica y necesaria, dados sus principios, en naturalismo en el orden religioso, en escepticismo en el orden intelectual, y en cesarismo en el orden político y social

 ¡Cuan diverso aspecto toman las cosas en el siglo XVIII, convertido ya el protestantismo por una evolución lógica y necesaria, dados sus principios, en naturalismo en el orden religioso, en escepticismo en el orden intelectual, y en cesarismo en el orden político y social, y venido á España, bajo todas estas formas, bien que paulatina, sutil y embozadamente con la guerra de sucesión y el consecutivo entronizamiento de la dinastía borbónica!



martes, 28 de diciembre de 2021

«"Yo siempre te amaré", jura el poeta. Esto me parece fácil jurarlo yo también. "Te amaré a las 4.15 de la tarde del martes próximo" ¿sigue siendo eso igual de fácil?»

II

Of any poem written by someone else, my first demand is that it be good (who wrotte it is of secondary importance); of any poem written by myself, my first demand is that be genuine, recognizable, like my handwriting, as having been written, for better or worse, by me. (When it comes to his own poems, a poet’s preferences and those of his readers often overlap but seldom coincide.)

 

II
Ante cualquier poema escrito por otro, mi primera exigencia es que sea bueno (quien lo escribió tiene una importancia secundaria); ante cualquier poema escrito por mí mismo, mi primera exigencia es que sea auténtico, reconocible, como mi letra, por haber sido escrito, para bien o para mal, por mí. (Cuando se trata de sus propios poemas, las preferencias de un poeta y las de sus lectores a menudo se superponen pero rara vez coinciden).

 

III

But this poem which I should now like to write would not only have to be good and genuine: if it is to satisfy me, it must also be true.


I read a poem by someone else in which he bids a tearful farewell to his beloved: the poem is good (it moves me as other good poems do) and genuine (I recognize the poet’s «handwriting»). Then I learn from a biography that, at the time he wrote it, the poet was sick to death of the girl but pretended to weep in order to avoid hurt feelings and a scene. Does this information affect my appreciation o this poem? Not in the last. I never knew him personally and his private life is no business of mine. Would it affect my appreciation if I had written the poem myself? I hope so.

 

III
Pero este poema que me gustaría escribir ahora no sólo tendría que ser bueno y auténtico: si ha de satisfacerme, también debe ser verdadero. Leo un poema escrito por otro en el que el poeta se despide de su amada lacrimosamente: el poema es bueno (me conmueve como lo hacen otros buenos poemas) y auténtico (reconozco la «letra» del poeta). Entonces me entero, por una biografía, de que en el momento de escribirlo el poeta estaba mortalmente harto de la chica pero fingía llorar a fin de evitar herirla y provocar una escena. ¿Afecta esta información mi valoración del poema? En absoluto: nunca lo conocí personalmente y su vida privada no es asunto mío. ¿Se vería afectada mi valoración si yo mismo lo hubiera escrito? Así lo espero.

 

IV
No bastaría que yo creyera que lo que había escrito fuera verdadero: para satisfacerme, la verdad de este poema debe ser manifiesta. Tendría que estar escrito, por ejemplo, de tal manera que ningún lector pudiera leer Yo Te amo como si fuera «yo te amo».

 

VIII.

As an artistic language, Speech has many advantages –three persons, three tenses (Music and Painting have only the Present Tense), both the active and the passive voice– but it has one serious defect: it lacks the Indicative Mood. All its statements are in the subjunctive and only possibly true until verified (which is not always possible) by non-verbal evidence.

 

XXIII

The anonymous gift is a deed of charity, but we are speaking of eros, not of agape It is as much of the essence of erotic love that it should desire to disclose itself to one other as it is of the essence of charity that it should desire to conceal itself from all. Under certain circumstances, a lover may try to conceal his love (he is a hunchback, the girl his own sister, etc.) but it is not as a lover that he tries to conceal it; and if he were then to send her gifts anonymously, would not this betray a hope, conscious or unconscious, of arousing her curiosity to the point where she would take steps to discover his identity?

 

XLI

Hatred tends to exclude from consciousness every thought except that of the Hated One; but love tends to enlarge consciousness; the thought of the Beloved acts like a magnet, surrounding itself with other thoughts. Is this one reason why a happy love poem is rarely so convincing as an unhappy one: the happy lover seems continually to be forgetting his beloved to think about the universe?

 

XLII

Of the many (far too many) love poems written in the first person which I have read, the most convincing were, either the fa-la-la’s of a good-natured sensuality which made no pretense at serious love, or howls of grief because the beloved had died and was no longer capable of love, or roars of disapproval because she loved another or nobody but herself; the least convincing were those in which the poet claimed to be in earnest, yet had no complaint to make.

 

XLVII

‘The One I worship has more soul than other folks. . . / {Much funnier, I should like to say.) To be accurate, should not the poet have written... ‘than any I have met so far*?

 

XLVIII

«"Yo siempre te amaré", jura el poeta. Esto me parece fácil jurarlo yo también. "Te amaré a las 4.15 de la tarde del martes próximo" ¿sigue siendo eso igual de fácil?»

 

XLIX

1 will love You whatever happens, even though . . / — there follows a list of catastrophic miracles — (even though , I should like to say, all the stones of Baalbek split into exact quarters , the rooks of Repton utter dire prophecies in Greek and the Windrush bellow imprecations in Hebrew, Time run boustrophedon and Paris and Vienna thrice be lit again by gas)

 

Do I believe that these events might conceivably occur during my lifetime? If not, what have I promised? I will love You whatever happens, even though you put on twenty pounds or become afflicted with a moustache: dare I promise that?



miércoles, 8 de diciembre de 2021

El tonto del móvil

 Los griegos engendraron al héroe y al filósofo; los romanos, al orador. El medievo engendró al caballero, el Renacimiento al cortesano y el Barroco al discreto. ¿Y el siglo XXI? Al tonto del móvil.



Contemplar lo real es renunciar por un tiempo a transformarlo





Permanecer: Para escapar del tiempo del movimiento perpetuo

Escrito por François-Xavier Bellamy



domingo, 28 de noviembre de 2021

desrealizando el mundo en una búsqueda de la pureza y de la perfección que sólo en el ensueño encontraba

 El romanticismo inicial le había preparado el terreno [a Bécquer], desrealizando el mundo en una búsqueda de la pureza y de la perfección que sólo en el ensueño encontraba.




lunes, 22 de noviembre de 2021

el número de ediciones de un libro no arguye mérito, sino éxito

Puesto lo cual, cumple añadir que el discutido género francés novísimo me parece una dirección realista, pero errada y torcida en bastantes respectos. Hay realismos de realismos, y pienso que a ese le falta o más bien le sobra algo para alardear de género de buena ley y durable influjo en las letras. El gusto malsano del público ha pervertido a los escritores con oro y aplauso, y ellos toman por acierto suyo lo que no es sino bellaquería e indelicadeza de los lectores. No son las novelas naturalistas que mayor boga y venta alcanzaron, las más perfectas y reales; sino las que describen costumbres más licenciosas, cuadros más libres y cargados de color. ¿Qué mucho que los autores repitan la dosis? Y es que antes se llega a la celebridad con escándalo y talento, que con talento solo; y aun suple a veces al talento el escándalo. Zola mismo lo dice: el número de ediciones de un libro no arguye mérito, sino éxito.


No censuro yo la observación paciente, minuciosa, exacta, que distingue a la moderna escuela francesa: desapruebo como yerros artísticos, la elección sistemática preferente de asuntos repugnantes o desvergonzados, la prolijidad nimia, y a veces cansada, de las descripciones, y, más que todo, un defecto en que no sé si repararon los críticos: la perenne solemnidad y tristeza, el ceño siempre torvo, la carencia de notas festivas y de gracia y soltura en el estilo y en la idea. Para mí es Zola el más hipocondriaco de los escritores habidos y por haber; un Heráclito que no gasta pañuelo, un Jeremías que así lamenta la pérdida de la nación por el golpe de Estado, como la ruina de un almacén de ultramarinos. Y siendo la novela, por excelencia, trasunto de la vida humana, conviene que en ella turnen, como en nuestro existir, lágrimas y risas, el fondo de la eterna tragicomedia del mundo.

Estos realistas flamantes se dejaron entre bastidores el puñal y el veneno de la escuela romántica, pero, en cambio, sacan a la escena una cara de viernes mil veces más indigesta.

¡Oh, y cuán sano, verdadero y hermoso es nuestro realismo nacional, tradición gloriosísima del arte hispano! ¡Nuestro realismo, el que ríe y llora en la Celestina y el Quijote, en los cuadros de Velázquez y Goya, en la vena cómico-dramática de Tirso y Ramón de la Cruz! ¡Realismo indirecto, inconsciente, y por eso mismo acabado y lleno de inspiración; no desdeñoso del idealismo, y gracias a ello, legítima y profundamente humano, ya que, como el hombre, reúne en sí materia y espíritu, tierra y cielo! Si considero que aun hoy, en nuestra decadencia, cuando la literatura apenas produce a los que la cultivan un mendrugo de amargo pan, cuando apenas hay público que lea ni aplauda, todavía nos adornan novelistas tales, que ni en estilo, ni en inventiva, ni acaso en perspicacia observadora van en zaga a sus compañeros de Francia e Inglaterra (países donde el escribir buenas novelas es profesión, a más de honrosa, lucrativa), enorgullézcome de las ricas facultades de nuestra raza, al par que me aflige el mezquino premio que logran los ingenios de España, y me abochorna la preferencia vergonzosa que tal vez concede la multitud a rapsodias y versiones pésimas de Zola, habiendo en España Galdós, Peredas, Alarcones y otros más que omito por no alargar la nomenclatura.

jueves, 11 de noviembre de 2021

 «Dos mil millones de hombres que solo entienden a los robots, que solo comprenden a los robots, se convierten en robots».

viernes, 15 de octubre de 2021

El movimiento romántico fue un prodigioso intento de descubrir el mundo del espíritu por el sólo esfuerzo del alma solitaria.

 El movimiento romántico fue un prodigioso intento de descubrir el mundo del espíritu por el sólo esfuerzo del alma solitaria. Fue una manifestación especial de la creencia en la dignidad del individuo que los filósofos y los políticos habían predicado recientemente al mundo. P. 33.




miércoles, 8 de septiembre de 2021

Medias verdades en un libro feminista

 Ana de Miguel. Ética para Celia. Contra la doble verdad. Penguin Randon House, Barcelona, 2021. 364 páginas. ISBN: 978-84-666-6553-7

            A un libro cuyo subtítulo es “Contra la doble verdad” hay que exigirle un cuidado exquisito de la verdad, tarea esta no fácil, máxime cuando se emplea, como sucede aquí, un tono reivindicativo, irónico, coloquial …periodístico, en definitiva. Voy a enumerar, sin afán de ser exhaustivo, una serie de inexactitudes o de medias verdades que creo haber hallado en esta obra, (con lo que no pretendo descalificarla por completo).

1.      Pág. 54: “La mitología griega”… “son ficciones”… “inventadas y narradas por personas concretas, bueno, sin eufemismos, fueron inventados por varones concretos”. Precisar el sexo de los autores de unos relatos de origen popular como los mitológicos (aunque después sean materia de poetas cultos) que se pierde en la noche de los tiempos, en la época de la sola oralidad, carece de fundamento alguno.

2.      Pág. 54: “Para las griegas –y los griegos- estas narraciones se correspondían con la explicación verdadera de la realidad”. Se confunde religión (la teología civil de la que habla Varrón) con la mitología (la teología mítica, también según Varrón). La mitología griega y romana tal como nos ha llegado es una reelaboración literaria de autores cuyas obras, excuso decirlo, desconocía la mayor parte de la gente. Es cierto que Homero “educó a los griegos”, pero la filosofía, nacida en Grecia, fue muy crítica con Homero.

3.      Pág. 57. Escribiendo sobre Zeus, jefe de los dioses olímpicos, y abusador impenitente de mujeres, la autora se plantea: “¿Por qué nadie se preguntó por esas violaciones? Porque no movían ni al asombro ni a la reflexión, pasaban desapercibidas, formaban parte del paisaje, es decir, de lo normal y esperable”. No es cierto. Volvemos a Varrón. La teología física –la filosofía, la especulación racional sobre lo religioso-, claro que cuestionó esos relatos extravagantes de los dioses y a Homero. Jenófanes de Colofón, por ejemplo, del siglo V antes de Cristo, “fue bien conocido por su ataque revolucionario contra el politeísmo y el antropomorfismo de la religión griega tradicional, y contra las leyendas inmorales sobre los dioses que se encuentran en Homero y Hesíodo. Su dios es único y eterno, en forma alguna semejante al hombre”. (Howatson: Diccionario de la literatura clásica, p. 465). El platonismo, el aristotelismo, el epicureísmo y el estoicismo, escuelas filosóficas poderosas que surgen en la Grecia clásica y helenística, rechazan las fábulas mitológicas y construyen sistemas, en su mayor parte no hostiles a la divinidad, al margen de los mitos.

4.      Pág. 57. “Leyendo estos relatos creo, más bien, que de ellos se desprende algo un poco más abstracto: la absoluta falta de interés por lo que piensen o sientan las mujeres violadas. Esta es la parte oculta pero fundamental de este relato aleccionador. Esto es lo que se desprende de esta mitología: lo de ellas no importa o importa poco”. ¿Conoce la autora las Heroidas de Ovidio, estudios de amor desde el punto de vista femenino donde se representa a las heroínas traicionadas o abandonadas, olvidadas, forzadas a un odioso matrimonio, víctimas de ingobernables pasiones o angustiadas por la seguridad de sus esposos?



5.      Pág. 63. “Este relato sobre el origen de la guerra de Troya pone en su lugar natural a Atenea, que, por mucha diosa de la inteligencia y la guerra que sea, al final lo que le importa es ser la más guapa”. Simplificación. Léase, por ejemplo, lo que sobre Atenea escribe Pierre Grimal en el Diccionario de mitología griega y romana.

6.      Pág. 72. “Dios crea el mundo; Dios crea al hombre a su imagen y semejanza; Dios crea un varón, luego Dios es un varón. Reflexiona para sí: “No es bueno que el hombre este solo”. Mientras este duerme, Dios mete la mano, le quita una costilla y con ella hace una mujer. La ontología ya está ahí, la mujer es el complemento del hombre”. La idea de que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios está en el primer relato de la creación del hombre, en el primer capítulo del Génesis:

 

26 Dios dijo: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y que le estén sometidos los peces del mar y las aves del cielo, el ganado, las fieras de la tierra, y todos los animales que se arrastran por el suelo». 27 Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer.

 

No en el segundo relato, que es el episodio en que Dios crea primero al varón y después a la mujer. Por tanto, lo que dice explícitamente el Génesis es que la condición humana de imagen y semejanza de Dios corresponde A LOS DOS: AL VARÓN Y A LA MUJER. Precisamente el ser humano es hombre y mujer porque están llamados a constituir una comunión de personas que es lo que es Dios. Y el Génesis no afirma que la mujer sea mero “complemento del hombre”, sino

 

23 El hombre exclamó: «¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Se llamará Mujer, porque ha sido sacada del hombre».

24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y los dos llegan a ser una sola carne.

La mujer posee la misma dignidad que el hombre porque uno y otro son los mismos huesos y la misma carne y están llamados a ser una sola carne (no una carne con complemento).

7.      Pág. 74. “Jesús, para cumplir la muy importante misión que le llevó a bajar a la tierra, eligió a otros doce castos varones. Por tanto, los varones y solo los varones son los dignos representantes de Dios en la tierra: papas, cardenales, obispos, curas”. El primer ser humano que escoge Dios para su misión redentora es una muchacha judía llamada María, único ser humano, por cierto, engendrado sin pecado, según la doctrina católica; el primer milagro de Jesús lo hace a instancias de una mujer, su madre; las únicas discípulas que permanecen al pie de la cruz son mujeres (a excepción de un adolescente); las primeras personas a las que se aparece Jesús resucitado son mujeres; las dos personas más representadas por el arte cristiano son un hombre (Jesús) y una mujer (María); las primeras cristianas fueron tan discípulas como los discípulos. Prueba de ello es que, desde el principio hay santas y santos, mártires mujeres y mártires hombres. El papel de María en la historia de la salvación está en un plano superior al de papas, obispos y sacerdotes. La verdad central del cristianismo: Jesús (hombre) es el Hijo de Dios, solo puede sostenerse desde la maternidad real de María: sin madre humana no hay ser humano.

Se podrían señalar otras inexactitudes. Por ejemplo, se presenta la filosofía como alternativa a una religión “superada”, y en muchos casos no ha sido así: véanse pensadores de la talla de San Agustín, Santo Tomás, Edith Stein o Simone Weil, que han promovido el diálogo entre la fe y la razón, respetando la autonomía de cada uno, y sin apriorismos descalificadores.

No pretendo afirmar que todo el libro sea desechable,  pero adolece de una simplificación bipolar: patriarcado / feminismo; como otrora burguesía / proletariado, que distorsiona casi irremisiblemente los hechos. La historia es compleja; los hechos, complejos, y hay que respetarlos sin amoldarlos a nuestras tesis.

 

                                                                                                    Antonio Barnés

martes, 31 de agosto de 2021

Clarín: "Los más claros ingenios españoles de ahora son ignorantes en grado inverosímil"

 Puede el noticierismo literario, que es a la literatura lo que el caballo de Atila era a la hierba; puede esa plaga de la civilización prescindir de nuestras glorias ciertas, porque no son novedades, y poner en los cuernos de la luna a cualquier caballero amigo de la prensa, que quiere darse el gustazo de ser genio por una semana en la sección de noticias, y que ofrece en cambio al benévolo gacetillero el atractivo de un nombre inédito, la virginidad de una fama que en ocho días ha de yacer marchita. 

Pero no puede hacer otro tanto, porque tiene más vergüenza, la crítica seria, aunque no sea académica, ni sabia, pero que es honrada y de conciencia estrecha en eso de dar a cada uno lo suyo. Seguir al vulgo es más fácil y más cómodo que contradecirle y hacerle ver sus errores, sus injusticias, sus imperdonables olvidos, sus absurdos entusiasmos.

[...]

Sí; escriba Alarcón, para que vean ciertos naturalistas, más o menos convictos y confesos, de segundo y tercer orden, que hay algo más, como lo hubo siempre, que la imitación de los franceses, y que la soporífera observación superficial y pueril, exacta a veces, pero casi siempre insignificante. -Aparezcan, para bien de nuestras letras, que no son naturalistas ni idealistas, sino españolas, aparezcan nuevas novelas de Alarcón al lado de las que vayan publicando Galdós y Pereda... y Valera, si fuese tan amable... 

[...]

El ser un hombre de grande y armoniosa cultura, es en todas partes una ventaja; pero en España es un mérito supremo para un literato, pues, con pocas excepciones, los más claros ingenios españoles de ahora son ignorantes en grado inverosímil; y aun los que se salvan de esta bochornosa nota, adolecen del defecto, poco menos reprensible, de ser limitadísimos y exclusivistas en sus conocimientos; y por un Echegaray que sabe física y entiende de métrica, se encuentran doce [93] académicos que definan el rayo y el pararrayos como Ruiz Gómez. 

 Estas cosas tristes no se saben a priori; la metafísica no nos da luces para ver que los escritores españoles de ahora saben poco; esto se aprende tratándoles con alguna intimidad y con frecuencia. 

[...]

Aunque mi opinión de entonces me valió excomuniones de muchos acólitos y hostiarios de la crítica, insisto en ella y le aplico ahora a D. Juan Valera. Si los versos de M. Pelayo merecen aprecio porque nos conservan nuestra hermosa flor poética del Renacimiento, y recuerdan a Garcilaso, a Rioja, a Herrera, a Arquijo, a los Argensolas y al magnífico Góngora y a tantos otros, los versos de Valera son un eco de la poesía extranjera, de la literatura universal, y nos ofrecen flores de Rusia, de la India, de América, de Alemania, de Italia, de Inglaterra...: son un ramillete que representa en nuestro Parnaso contemporáneo lo que en las poesías de Goethe las comprendidas en el título Aus fremden sprachen y otras. Pero, como Goethe también, Valera no sólo traduce, sino que se impregna de ese cosmopolitismo poético; y merced a su ciencia, a su gran [96] cultura, se traslada con la imaginación a países lejanos, siente como los poetas de civilización muy diferente de la suya, y comprende a un Valmiki, a un Ferdusi, a un Hafiz, como a Byron, o Shelley o Leopardi, tal vez mejor; porque, verbi gracia, más que al poeta de Recanati, se parece Valera, en espíritu, al escéptico persa, a Mohammed Hafiz, al cantor del vino y del amor, de cuya ortodoxia mahometana no estaban satisfechos sus compatriotas.

[...]

Y yendo más lejos, Valera se parece a nuestros Quevedos y Hurtados de Mendoza y Garcilasos, que corrían el mundo, estudiaban la vida en las cortes extranjeras, [97] amaban en varios idiomas, y manejaban las armas o la política de altas esferas, llegando después al trato de la musa con este ambiente fresco del ancho mundo pegado al cuerpo, ricos de experiencia y de emociones, poéticos además de poetas. 



lunes, 30 de agosto de 2021

Situar a la economía política como ciencia fundante es un reduccionismo materialista, cosa que caracteriza al marxismo.

George Steiner: Un lector 

En un ensayo fechado en 1948, Lukács propuso una analogía significativa. Dijo que la física newtoniana había dado a la conciencia del siglo XVIII sus impulsos más liberadores al enseñar a la mente humana a vivir la gran aventura de la razón. Según Lukács, en nuestro tiempo este papel debiera desempeñarlo la economía política. En torno a la economía política, en el sentido marxista, debiéramos ordenar nuestro conocimiento de los asuntos humanos. El mismo Lukács se acercó a la literatura procedente de la economía, tal como podemos decir que Aristóteles se acercó a la tragedia mediante la inquisición sistemática de la ética.

Comentario: 

La gran aventura de la razón empezó al menos desde los presocráticos.

Situar a la economía política como ciencia fundante es un reduccionismo materialista, cosa que caracteriza al marxismo.




sábado, 21 de agosto de 2021

¿Cómo podemos «enseñar literatura», si no tratamos de averiguar qué efectos tendrá, si los hay, en la calidad y la supervivencia de la sociedad?

 ¿Cómo podemos «enseñar literatura» (ya de por sí un concepto enormemente problemático), cómo podemos dedicar nuestros mejores talentos a la explicación y transmisión de valores filosóficos o estéticos, si no tratamos de averiguar qué efectos tendrá, si los hay, en la calidad y la supervivencia de la sociedad? ¿Cómo pueden divorciarse la erudición y la crítica de la crisis de lo humano sin quedar, a causa de ese mismo divorcio, reducidas a banalidades académicas? No se me ocurre ninguna obra seria que yo haya podido emprender, como escritor de ficción, como crítico, como estudioso y profesor, en la que este no haya sido el asunto cardinal.


la traducción constituye un entrelazado de dos imágenes distintas del mundo, de dos patrones de vida humana completamente diferentes. 

***
La ciencia no nos puede decir cómo se implantó la barbarie en la moderna condición humana. No puede enseñarnos a salvar las cosas que nos importan por más que haya contribuido a ponerlas en peligro. Un gran descubrimiento en física o en bioquímica puede ser neutral. Un humanismo neutral es o una pedantería o un preludio de lo inhumano. No puedo expresarlo de modo más exacto o con una fórmula más sucinta. Es un asunto de seriedad y de equilibrio emocional, la convicción de que la enseñanza de la literatura, en el caso de que sea posible, es un oficio sumamente complejo y peligroso, puesto que se sabe que se tiene entre las manos lo que hay de más vivo en otro ser humano. De forma negativa, supongo que esto quiere decir que no se deben publicar trescientas o seiscientas o setecientas páginas sobre un autor del siglo XVI o XVII sin pronunciarse sobre si hoy día vale o no la pena su lectura. O como dijo Kierkegaard: «No vale la pena recordar un pasado que no puede convertirse en presente»

miércoles, 26 de mayo de 2021

Docilidad

 Homilía El gran desconocido (San Josemaría)

Para concretar, aunque sea de una manera muy general, un estilo de vida que nos impulse a tratar al Espíritu Santo –y, con El, al Padre y al Hijo– y a tener familiaridad con el Paráclito, podemos fijarnos en tres realidades fundamentales: docilidad –repito–, vida de oración, unión con la Cruz.

Docilidad, en primer lugar, porque el Espíritu Santo es quien, con sus inspiraciones, va dando tono sobrenatural a nuestros pensamientos, deseos y obras. El es quien nos empuja a adherirnos a la doctrina de Cristo y a asimilarla con profundidad, quien nos da luz para tomar conciencia de nuestra vocación personal y fuerza para realizar todo lo que Dios espera. Si somos dóciles al Espíritu Santo, la imagen de Cristo se irá formando cada vez más en nosotros e iremos así acercándonos cada día más a Dios Padre. Los que son llevados por el Espíritu de Dios, esos son hijos de Dios (Rom VIII, 14.).

 dócil

Del lat. docĭlis.

1. adj. Suave, apacible, que recibe fácilmente la enseñanza.

2. adj. obediente.

3. adj. Dicho de un metal, de una piedra o de otra cosa: Que se deja labrar con facilidad.

Docilis<doceo: dispuesto a ser enseñado.

Apuleyo: prudentiam indocilitas inpugnat

Cicerón

Dociles auditores faciemus, si aperte et breviter summam causae exponemus, hoc est, in quo consistat controversia. Nam et, cum docilem velis facere, simul attentum facias oportet. nam is est maxime docilis, qui attentissime est paratus audire.El Magisterio de la Iglesia (Catecismo)

87 Los fieles, recordando la palabra de Cristo a sus Apóstoles: “El que a vosotros escucha a mí me escucha” 18, reciben con docilidad las enseñanzas y directrices que sus pastores les dan de diferentes formas.

2037 La ley de Dios, confiada a la Iglesia, es enseñada a los fieles como camino de vida y de verdad. Los fieles, por tanto, tienen el derecho 10 de ser instruidos en los preceptos divinos salvíficos que purifican el juicio y, con la gracia, sanan la razón humana herida. Tienen el deber de observar las constituciones y los decretos promulgados por la autoridad legítima de la Iglesia. Aunque sean disciplinares, estas determinaciones requieren la docilidad en la caridad.

1831 Los siete dones del Espíritu Santo son: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Pertenecen en plenitud a Cristo, Hijo de David 54. Completan y llevan a su perfección las virtudes de quienes los reciben. Hacen a los fieles dóciles para obedecer con prontitud a las inspiraciones divinas. «Tu espíritu bueno me guíe por una tierra llana» 55. «Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios (…) Y, si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos de Cristo» 56.




sábado, 15 de mayo de 2021

La única originalidad valiosa es aquella que supera la tradición (Gadamer)

 El mundo moderno, en el que lo original es venerado, olvida con demasiada facilidad que la única originalidad valiosa es aquella que supera la tradición.



jueves, 13 de mayo de 2021

La nostalgia de la infancia

La nostalgia de la infancia dejó paso

a una madura esperanza


el cuarto oscuro con ribetes soleados

junto al cuadro ladeado de las noches de insomnio

la frescura de su rictus y los pies rojos

abrieron el alma a un sueño sin fin

del que nunca se despierta y siempre

se desnuda en un abrir y cerrar de ojos

que esconde nuestra risa.




Stelios Karayanis traduce al griego más poemas de El corazón de la libélula, de Antonio Barnés

 I

 

el ciego Homero teje su poema

noche y día componiendo versos

diferentes e iguales y pintando

la fría luna y el tórrido sol sobre

los campos de Troya y los mares

del sur

sin ver es capaz de dibujar maravillosos

contornos colores luces y atardeceres

quién nos diera ceguera para mirar

lo que se esconde tras la piel

lo que subyace en el corazón de la libélula

 

ο τυφλός Όμηρος υφαίνει το ποίημά του
νύχτα και μέρα συνθέτοντας στίχους
διαφορετικούς και όμοιους ζωγραφίζοντας
την παγερή σελήνη και τον διάπυρο ήλιο πάνω
απ’ τις πεδιάδες της Τροίας και τις θάλασσες
του Νότου
δίχως να βλέπει είναι ικανός να σχεδιάζει θαυμάσια
περιβάλλοντα χρώματα φώτα και απόβραδα
ποιος θα μας έδινε την τυφλότητα για να δούμε
αυτό που κρύβεται πίσω απ’ το δέρμα
αυτό που κατοικεί μες στην καρδιά της λιμπελούλας

 

 

II

 

No llega tu ángel, Ifigenia

que descubra tus bellos ojos

cubiertos por la venda

que desate tus manos delicadas

y libere tus pies de las argollas

para que bailen sobre los talones.

No llega tu ángel, Ifigenia

que frene el puñal sobre

tu pecho

que busque un cabrito

para el sacrificio.

Ifigenia, no llega tu ángel ¿me dejas serlo?

 

Δεν έρχεται ο άγγελός σου, Ιφιγένεια για να ανακαλύψει  τα ωραία σου μάτια τα καλυμμένα με τον επίδεσμο

Να λύσει τα ντελικάτα σου χέρια και να ελευθερώσει τα πόδια σου από τις  αλυσίδες για να χορέψουν  για να χορέψουν πάνω στις φτέρνες σου. Δεν έρχεται ο άγγελός σου Ιφιγένεια

να σταματήσει το μαχαίρι πάνω στο στήθος σου

να ψάξει ένα ερίφιο  για τη θυσία. Ιφιγένεια , δεν έρχεται ο άγγελός σου Με αφήνεις εμένα να είμαι?

 

 


III

 

Deja que cada poeta hable con su voz

tú habla con la tuya

deja que aquella se ría para parecer feliz

tú sé feliz y basta

y no busques el aplauso.

Deja que ella ironice con su increencia

tú sigue creyendo: tantummodo crede

como gritaba aquel.

Deja que ella se llame posmoderna

si le ilusiona la etiqueta.

 

Άσε τον κάθε ποιητή να μιλήσει με τη δική του φωνή εσύ μίλα με τη δική σου

Άφησε εκείνη να γελάσει για να νομίζεις ότι είναι ευτυχισμένη εσύ να είσαι ευτυχής αυτό αρκεί

και μη ψάχνεις το χειροκρότημα.

Άσε εκείνη να ειρωνεύεται με την απιστία της κι εσύ συνέχισε να πιστεύεις: μόνο πίστευε όπως εκείνη  κραύγαζε.

Άφησε εκείνη να αυτοαποκαλείται μεταμοντέρνα αν  την ενθουσιάζει η ετικέτα.

 

 

IV

 

Si el poema te llega hazme una señal a las 12

si el poema no es solo monólogo

sino un grito interior

una desesperada llamada

haz la señal

si el poema es una brisa que

alcanza los oídos del cuerpo

o los del alma

si las palabras son más

que trazos redondeados

dibujos minimalistas

y huecos

haz la señal

 

Αν το ποίημα σου έρθει στείλε μου ένα μήνυμα στις 12

αν το ποίημα δεν είναι μόνο ένας μονόλογος

αλλά μια εσωτερική κραυγή

μια απελπισμένη κλήση

στείλε μου το μήνυμα

αν το ποίημα είναι μια θαλάσσια  αύρα που

φθάνει ως τ’ αυτιά του κορμιού

η της ψυχής

αν οι λέξεις είναι κάτι περισσότερο

από γραμμές στρογγυλεμένες

μινιμαλιστικά σχέδια

και κενά

στείλε  μου το μήνυμα

 

V

 

cuando estás a solas con tus palabras

fluyen como los ríos

se estiran y represan

bailan en los meandros

caen por las cascadas

se detienen

vuelven hacia atrás

cuando estás a solas con tus palabras

nacen firmes los vocablos

como niños robustos

y se disparan hacia arriba y hacia abajo

con la rienda de tu inteligencia

cuando estás a solas con tus palabras

esculpes con sonido celestial

los fonemas y morfemas

la sintaxis expandida y acortada

según tu intuición mágica

cuando estás a solas con tus palabras

entonces

όταν είσαι μόνος με τις λέξεις σου

ρέουν σαν τα ποτάμια

ανακλαδίζονται και  συγκρατιούνται

χορεύουν μες στους μαιάνδρους

πέφτουν απ’ τους καταρράκτες

σταματούν

γυρνάνε προς τα πίσω

όταν είσαι μόνος με τις λέξεις σου

γεννιούνται σταθερά τα φωνήεντα

σαν τροφαντά μωρά

και εκτοξεύονται προς τα πάνω και προς τα κάτω

με το χαλινάρι της διάνοιάς σου

όταν είσαι μόνος με τις λέξεις σου

λαξεύεις με ουράνιο ήχο

τα φωνήματα και τα μορφήματα

την αναπτυγμένη και συντομευμένη σύνταξη

σύμφωνα με τη μαγική σου διαίσθηση

όταν είσαι μόνος με τις λέξεις σου

τότε 

 

 

VI

 

Es perfecta tu imperfección

y maravillosa tu vulgaridad

te equivocas o eres poco precisa

espléndido error

o pides perdón ante la falta

que sin mala voluntad

no lo dudo cometiste

tu contingencia es manifiesta

tu espacio limitado

tus posibilidades mermadas

tu caducidad anunciada

y por eso

precisamente

eres perfecta en tu imperfección

 

Eίναι τέλεια η ατέλειά σου  και θαυμάσια η χυδαιότητά σου

Λαθεύεις η είσαι λίγο ακριβής λαμπρό λάθος

η ζητάς συγνώμη για το λάθος  που δίχως κακή πρόθεση δεν το αμφιβάλω στο οποίο υπέπεσες

είναι δηλωμένη ο χώρος σου περιορισμένος

οι δυνατότητές σου  περιορισμένες η ημερομηνία λήξης σου  αναγγελμένη και γι αυτό

ακριβώς είσαι τέλεια

       μέσα στην ατέλειά σου

 

 

VII

 

mirar como si no se hubiera mirado

hablar como si fuera la primera vez

no reconocer la calle del inicio

balbucear sabiendo decir versos

ser nueva de nuevo

 

να κοιτάς σαν να μην είχες κοιτάξει  να μιλάς σαν να ήταν η πρώτη φορά

να μην αναγνωρίζεις το δρόμο της αρχής

 να ψελλίζεις ξέροντας ότι θα προφέρεις στίχους

να είσαι νέα  και πάλι

 

 

VIII

 

Son hermosas las colinas pero

¿y si un terremoto las aplana?

Son hermosos los árboles pero

¿y si un huracán los abate?

Es hermosa la corriente pero

¿y si la sequía la deshace?

Es hermosa la nube pero

¿y si el sol la difumina?

Quizás el terremoto, el huracán,

la sequía y el sol...

Quizás la tierra, el viento,

el agua y el calor...

Abraza mirando al infinito.

 

Είναι όμορφοι οι λόφοι αλλά

αν ένας σεισμός τους ισοπεδώσει? Είναι όμορφα τα δέντρα αλλά ¿αν ένας τυφώνας  τα τσακίσει?

 

Είναι όμορφο το ρεύμα αλλά ¿αν η ξηρασία το εξαφανίσει? Είναι όμορφο το σύννεφο αλλά  ¿ αν ο ήλιος το διαπεράσει ?

Ίσως ο σεισμός, ο τυφώνας, η ξηρασία και ο ήλιος ...

Ίσως η γη, ο άνεμος, το νερό και η ζέστη...

Αγκάλιασε κοιτάζοντας το απέραντο

 

 

IX

 

¿Adónde te escondiste, amado

y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste

habiéndome herido.

 

Lo que ni se ve,

ni se toca,

ni se oye,

ni se huele,

ni se gusta.

Más está, más es.

Porque es más Ser

porque es el Ser,

porque es el único

ser subsistente.

 

¿Που κρύφτηκες, αγαπημένε

Και με άφησες μες στο σπαραγμό ? Όπως το ελάφι δραπέτευσες  έχοντάς με πληγώσει.

αυτό που δε φαίνεται,

ούτε αγγίζεται,

ούτε ακούγεται,

ούτε μυρίζει,

ούτε αρέσει.

αλλά υπάρχει, αλλά είναι.

γιατί είναι περισσότερο Είναι

γιατί είναι το Είναι,

γιατί είναι μοναδικό

ον ενυπάρχον.

 

bufa el toro y la arena

por los aires salta te ciega el albero y hocica el animal y patalea es la idea la que salta por los aires

y trata de vencer por su concepto tanto idealismo que desprecia el hecho

 

ρουθουνίζει ο ταύρος και η άμμος

σηκώνεται ψηλά με τον αέρα σε τυφλώνει η σκόνη και σκάβει με το ρύγχος του το ζώο  και ποδοκροτεί είναι η ιδέα που ανεβαίνει μες στον αέρα

και που προσπαθεί να νικήσει με το νόημά της τον κάθε ιδεαλισμό που υποβαθμίζει το γεγονός

 

al fondo del bar varios chacales se [disputan carroña

sangre destila de sus bocas mientras uno [grita

acabada la carne sacan libros y arrancan [páginas

y con chinchetas las clavan en los [hombres

en sus pechos sus nalgas o sus piernas

claman y claman

y otro grita

las ninfas ríen y se contonean ajenas al espectáculo

y patinan sobre la sangre derramada

 

 

Στο βάθος του μπαρ διάφορα τσακάλια τσακώνονται σκοτωμένο

αίμα στάζει απ’ τα στόματά τους ενώ ένα ουρλιάζει

τελειώνοντας με το κρέας βγάζουν βιβλία  και σκίζουν σελίδες

και με συνδετήρες τις καρφώνουν στους ανθρώπους στα στήθη τους

στα κωλομέρια τους  η στις γάμπες τους

ουρλιάζουν και ουρλιάζουν

κι ένα άλλο κραυγάζει

οι νύμφες γελούν και  λικνίζονται  ξένες προς το θέαμα

και πατινάρουν πάνω στο χυμένο αίμα


 

En medio del bosque un claro circular rodeado de tupidos árboles

decenas de libélulas lo iluminan a media [altura

cojo una rama y de pronto cae sobre mí una hada

me hundo medio cuerpo en el suelo pero no he sentido dolor

como si la tierra fuera movediza el hada se pliega a poca distancia ovillada sobre sí

y entrecruzando sus piernas

yo me levanto y me marcho de puntillas y me pierdo entre los árboles


 

Καταμεσής του δάσους ένα στρογγυλό ξέφωτο περικυκλωμένο από  de tupidos δέντρα

δεκάδες από λιμπελούλες το φωτίζουν ως τα μισά 

πιάνω ένα κλαδί και ξαφνικά πέφτει πάνω μου μια θεά

βυθίζομαι ως τη μέση μέσα στο χώμα  αλλά δε νιώθω κανένα πόνο

σαν το έδαφος να είχε κινηθεί  η θεά  υποχωρεί σε μικρή απόσταση κουβαριασμένη

και με σταυρωμένες  τις γάμπες της

έγώ σηκώνομαι και φεύγω πατώντας    στις μύτες των ποδιών μου και εξαφανίζομαι μέσα στα δέντρα

 

Cada vez que abres la boca un abismo de belleza

se difunde por el mundo. Cada vez que abres la boca un hálito divino se clava en nuestras almas.

Cada vez que abres la boca la música se enseñorea de nosotros.

Cada vez que abres la boca dejas de ser algo

y te conviertes en alguien.


 

Κάθε φορά που ανοίγεις το στόμα σου μια άβυσσος ομορφιάς 

διαχέεται στον κόσμο. Κάθε φορά που ανοίγεις το στόμα σου μια θεϊκή πνοή  αγγίζει τις ψυχές μας.

Κάθε φορά που ανοίγεις το στόμα σου η μουσική γίνεται δική μας.

Κάθε φορά που ανοίγεις το στόμα σου παύεις να είσαι κάτι

Και μετατρέπεσαι σε κάποιον

 

Siempre corriendo te vas como Cenicienta pero sin dejar

un zapato de cristal

Siempre tienes prisa

como libélula

que ha de dar

toda su brisa al mar

 

Φεύγεις πάντα τρέχοντας  σαν Σταχτοπούτα αλλά δίχως να αφήσεις πίσω σου

ένα γυάλινο γοβάκι

Είσαι πάντα βιαστική

σαν μια λιμπελούλα

που έχει να δώσει

όλη την αύρα της στη θάλασσα

 

libélulas tersas

que acarician

las medusas

y las besan

 

λιμπελούλες στιλπνές

που θωπεύουν

τις μέδουσες

και τις φιλούν

 

la  medusa se desliza por el agua y se estira y se contrae sin peso

sube y baja y rodea

otras medusas

que balancean

sus colas sus entretelas

la medusa ya prolonga su estadía se embadurna en todo el mar

y palpa las espumas de los astros reflejados en la sal

que hacen caer sus lunas sus fallas y sus dunas

las libélulas suben y bajan se estiran y mojan sus alas

 

Η μέδουσα γλιστρά μες στο νερό τεντώνεται και συστέλλεται δίχως βάρος

ανεβαίνει κατεβαίνει και κυκλώνει

άλλες μέδουσες

που ταλαντεύουν τις ουρές τους

τις μεμβράνες τους

η μέδουσα πια παρατείνει τη διαμονή της πασαλείβεται μες στη θάλασσα

και ψαχουλέυει τους αφρούς των άστρων που αντανακλώνται στο αρμυρό νερόy

που κάνουν να πέφτουν τα φεγγάρια τους  τα ψήγματά τους και οι θίνες τους

οι λιμπελούλες ανεβοκατεβαίνουν απλώνονται και τεντώνουν τα φτερά τους


 

no somos uno

tú y yo

ni siquiera Dios

es uno uno

sino uno y trino

no somos uno

yo no soy tú

tú no eres yo

pero

tú eres

lo mejor

para mi yo

prefiero

tu felicidad

misterio

tesoro

belleza

primor

todo tú

solo tú

la salida

el éxtasis

de mi yo

 

δεν είμαστε ένας

εσύ κι εγώ

ούτε φυσικά ο Θεός

είναι ένας

αλλά ένας και τρισυπόστατος

δεν είμαστε ένας

εγώ δεν είμαι εσύ

εσύ δεν είσαι εγώ

αλλά

εσύ είσαι

το καλύτερο

για μένα

προτιμώ

την ευτυχία σου

μυστήριο

θησαυρό

ομορφιά

μεράκι

όλα εσύ

μόνο εσύ

η έξοδος

η έκσταση

του εγώ μου

 

A Fran Ruiz Antón

 

-desnudez de Dios

que reclama un abrazo

de abrigo y unos besos

de calor

desnudez de Dios

que suplica

mi arrope

mi arrullo

mi nana

mi biberón

 

Στον Φραν Ρουίθ Αντόν

 

Γύμνια του Θεού

που απαιτεί μια προστατευτική

αγκαλιά

και κάποια

καυτά φιλιά

γύμνια του Θεού

που ικετεύει

το νέκταρ μου

το νανούρισμα μου

τη νταντά μου

το μπιμπερό μου

 

preferible el silencio

a la palabra que abre heridas el humo amarillo

al graznar de la corneja

la bilis vacía

sobre el estómago ahíto

la brisa faríngea

al calor de las esfinges el pelo de las patas aplastadas sobre el pecho y el rabo

que tintinea sin saberlo


 

προτιμότερη η σιωπή

από τη λέξη που ανοίγει πληγές ο κίτρινος καπνός

από το κρώξιμο της κουρούνας

η άδεια χολή

πάνω απ’ το χορτάτο στομάχι

η δροσιά στο φάρυγγα

από τη ζέστη των σφιγγών το μαλλί απ’ τις πατούσες  πάνω στο στήθος και η ουρά

που κουδουνίζει δίχως να το ξέρει

 

La eternidad es un chispazo de asombro, llena de plenitud el alma en un soplo dejándola móvil e inmóvil.

La libélula parece que camina pero vuela, parece que vuela pero camina. Se detiene para remojar sus alas en el estanque. Está sin estar

se queda yéndose llega para marcharse se muestra para hacerse invisible mira al suelo con su mente en el horizonte

pisa la tierra pero su cabeza roza el cielo.

¡Oh libélula libélula libélula!


 

Η αιωνιότητα είναι μια σπίθα της έκπληξης, πληρώνει την ψυχή με μια μόνο πνοή αφήνοντας της κινούμενη και ακίνητη.

Η λιμπελούλα μοιάζει να περπατά αλλά πετά, μοιάζει να πετά αλλά βαδίζει. Σταματά para για να δροσίσει τα φτερά της στη δεξαμενή. Υπάρχει χωρίς να υπάρχει

μένει φεύγοντας φτάνει για να αναχωρήσει παρουσιάζεται για να γίνει αόρατη κοιτά στη γη με το νου της στον ορίζοντα

πατάει στο χώμα αλλά το κεφάλι της ροδίζει τον ουρανό.

Ω λιμπελούλα λιμπελούλα λιμπελούλα!

 

La libélula deposita su néctar húmedo y templado en un instante oscuro

y silencioso que se hace eterno. La libélula detiene su vuelo por un segundo

parece que muere cuando da vida, tensa sus alas.

Lo hace en silencio aun en medio de una muchedumbre ruidosa.

La libélula se arrepiente de su néctar que ya dejó y floreció y polinizó

y sembró su savia de clorofila y gotas de rocío.

El momento y lo eterno poseen la misma duración.

 

Η λιμπελούλα αποθηκεύει το υγρό και τρεμάμενο της νέκταρ  σε μια σκοτεινή και σιωπηλή στιγμή που γίνεται αιώνια. Η λιμπελούλα σταματά την πτήση της για μια στιγμή

Φαίνεται να πεθαίνει όταν δίνει ζωή, τεζάροντας τα φτερά της.

Το κάνει μες στη σιωπή κι ακόμα ανάμεσα σε ένα θορυβώδες πλήθος .

Η λιμπελούλα μετανιώνει για το νέκταρ της που πια άφησε  και άνθισε  και επικονίασε

και έσπειρε  την ικμάδα της χλωροφύλλης της με τις σταγόνες της δροσιάς.

Η στιγμή και η αιωνιότητα έχουν την ίδια διάρκεια.