Seguidores

jueves, 28 de diciembre de 2017

La inquietud teórica de hoy arranca de una profunda insatisfacción (Claudio Guillén)

Fuente

De paso diré solamente que conviene no confundir la propiedad del término teoría con las ocasiones de emplear el adjetivo teórico. Hoy por hoy el adjetivo nos hace mucha más falta que el sustantivo. Es decir, la profusión de escritos teóricos que leemos −escritos que contienen, como objetos electrizados, una intensa carga teórica− es inversamente proporcional al número, realmente exiguo, de teorías que se producen o desarrollan. Lo que salta a la vista en la actualidad es la ingente cantidad de ensayos, artículos y libros que, sin proponer teorías coherentes y suficientes, sin iluminar el conjunto de principios básicos y criterios fundamentales sin los cuales no hay tal Poética, son, en grado considerable, de índole teórica. Y ello precisamente porque no proponen, de modo satisfactorio, teoría alguna. Se trata de una actividad reactiva. La inquietud teórica de hoy arranca de una profunda insatisfacción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario