Seguidores

viernes, 3 de noviembre de 2017

La especialización científica cierra el espíritu a toda cultura humana

Roger Vernaux sobre Comte en Historia de la Filosofía contemporánea, Herder, Barcelona, 1989.
 
En primer lugar, por lo que concierne a la teoría del conocimiento científico, Meyerson ha demostrado con todo detalle que ninguna ciencia se desarrolla según el esquema positivista. La ciencia implica una referencia a la realidad, a una «cosa en sí» que no se reduzca a puros fenómenos. Y la ciencia persigue una explicación que, aunque no es metafísica, sin embargo no se detiene en las relaciones constantes de Comte; es una búsqueda de las causas.
En lo que concierne al progreso, éste es evidente tanto en el plano científico como en el técnico. Pero es muy dudoso en el plano humano, moral y social. El progreso de las técnicas, como ha subrayado Gabriel Marcel, parece acarrear un envilecimiento del hombre que se encuentra sujeto a las máquinas que ha creado; y la especialización científica cierra el espíritu a toda cultura humana.
En lo que concierne a la metafísica, Kant veía más claro que Comte cuando afirmaba que era una tendencia natural del espíritu humano que la crítica puede combatir, pero no desarraigar. La ciencia no tiene, no puede tener, respuestas para todo; los problemas esenciales se le escapan porque son de «otro orden», y por más que adelante, no los resolverá.
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario