Seguidores

martes, 3 de mayo de 2016

Nietzsche o la tercera fabulación

Primero Lutero divorcia la fe de la razón, hostigando a la filosofía en general y a Aristóteles en particular; después, los románticos alemanes ahondan la falla que les separa de Roma y se entregan con armas y bagaje a Grecia; finalmente Nietzsche elabora una tercera fabulación, culpando a judíos y cristianos de imponer una moral de esclavos. Pero no es cierta esa enemiga irreconciliable entre helenos y judíos. Desde el periodo helenístico hay un diálogo entre ambos pueblos (véase Filón), diálogo que será continuado e intensificado por los padres de la Iglesia, que serán o griegos o romanos (helenizados). La hibridación se consuma en la escolástica cuando (Jaeger dixit) Santo Tomás construye su edificio teológico con bastantes ladrillos aristotélicos. Es Lutero, no la cristiandad ni la catolicidad, quien abjura de la razón, de la filosofía y de Aristóteles.
Señor Nietzsche, una moral, la católica, que asume en gran medida la Ética a Nicómaco, ¿es una moral de esclavos? ¿El griego Aristóteles es cómplice de la moral de esclavos? ¿O es que para usted el summum de la moral es el tráfico homérico de esclavas?
Nietzsche fabula. Una fabulación de tercera generación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada