Seguidores

miércoles, 13 de abril de 2016

Lía Schwartz Lerner en “Juegos dialógicos del discurso cervantino: la palabra de los clásicos antiguos”

La prestigiosa investigadora Lía Schwartz Lerner en “Juegos dialógicos del discursocervantino: la palabra de los clásicos antiguos”, Parole rubate. Rivista internazionale di studi sulla citazione = Purloined Letters. An International Journal of Quotation Studies. Speciale Cervantes, núm. 8 (diciembre 2013), pp. 33-49, cita la obra "Yo he leído en Virgilio". La tradición clásica en el Quijote. 

Cervantes, como sus contemporáneos, compuso su obra desde esta perspectiva y, como los antiguos, inventó varios tipos de juegos según se adhiriese a esta práctica en tono se rio, haciendo resaltar la verdad expresada en una máxima o sentencia y/o el poder poético de la palabra de un clásico, o en son de burla de las citas manipuladas por los mediocres para jactarse de eruditos y conferir así inmerecido interés a sus obras. Los ejemplos siempre mencionados son, por supuesto, los citados en el prólogo a la Primera Parte del Quijote, en el que el diálogo con un amigo ficcional le permite reírse capciosamente de la ‘falsa’ erudición, la que afectaban los ignorantes. En cambio, a lo largo de  la historia del famoso hidalgo o caballero, se hace evidente este procedimiento retórico de la cita de un texto, o de la referencia a exempla clásicos para caracterizar a sus personajes. Por un lado son los narradores quienes recuerdan la palabra antigua; por el otro, los personajes mismos son quienes se autodefinen o comparan con figuras históricas o mitológicas clásicas. Ya identificó numerosos de estos exempla Antonio Barnés refiriéndose, por ejemplo, a analogías establecidas entre don Quijote y Alejandro Magno por su valor, o entre don Quijote y Cicerón, por su elocuencia, y a Sancho con Catón por sus refranes, que la duquesa calificó de “sentencias catonianas” en evidente tono de burla.9

9
 Cf. M. de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, edición dirigida por F. Rico,
Barcelona, Crítica, 1999, t. I, p. 910 (II, 33). Véase A. Barnés Vázquez,
“Yo he leído en Virgilio”. La tradición clásica en el “Quijote”, Vigo, Editorial Académica del Hispanismo, 2009, p. 189.



En otros capítulos de la historia de su hidalgo manchego, Cervantes incorpora al discurso directo de su protagonista, por ejemplo, una cita de Eneida , VI, 853 en traducción, convertida ya en lugar común (“Parcere subiectis et debellare superbos”), que don Quijote aplica a su misión caballeresca para asegurar a la dueña que remediará la trágica situación de su hija: “Que el principal asumpto de mi profesión es perdonar a los humildes y castigar a los soberbios, quiero decir, acorrer a los miserables y destruir a los rigurosos”.10

10
 Cf. M. de Cervantes,
Don Quijote de la Mancha,

cit., t. I, p. 1055 (II, 52), donde remite a p. 588 (I, 52) y a p. 781 (II, 18). Véase A. Barnés Vázquez, “Yo he leído en Virgilio”. La tradición clásica en el “Quijote”, cit., p. 138. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario