Seguidores

martes, 8 de marzo de 2016

El diario Down

Las filosofías que priman la calculadora y el tubo de ensayo sobre la razón deshumanizan. Las filosofías que priman la acción sobre el pensamiento también deshumanizan, pues transforman al hombre de homo sapiens en homo habilis, un ejecutor.

La era tecnológico-digital promueve el espejismo del hombre como creador de sí mismo consagrando la inteligencia artificial como el summum de lo humano.

Unos y otros, racionalistas, empiristas, ilustrados, cientificistas, tecnólogos y fundamentalistas digitales proclaman que lo racional es la esencia de lo humano... Sed contra, como diría un escolástico, pero por el contrario, es el amor la vocación esencial. De ahí que "más hombre", "más mujer", si se puede hablar así, es quien más ama. Si una persona con síndrome de Down ama más que un premio Nóbel, esa persona ha desarrollado más la humanidad, esa persona es más verdadera, más hermosa, más valiosa.

Que el amor sobrepuja el conocimiento ya lo pensaba antes de leer El diario Down de Francisco Rodríguez Criado (Tolstoievski, 2016), pero la lectura de este libro, en que un padre desnuda su alma tras el nacimiento de su primogénito con síndrome de Down, me ha reafirmado en esa tremenda idea de que amar es alegrarse de la existencia de alguien y no una contrapartida a lo que ese alguien piensa, tiene, hace o da. Quizás lo más hermoso de este libro sea cómo emerge la gratuidad del amor. En realidad, lo mejor que puede darse es amor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario