Seguidores

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Séneca, después de abrirse las venas se mete en un baño y sus amigos, poseídos de dolor, juran odio

Séneca, maestro del emperador Nerón, fue acusado por éste de traición y por ello condenado a muerte. Como desprecio al poder imperial, el filósofo decidió quitarse la vida él mismo. Primero cortándose las venas y luego tomando un veneno, aunque finalmente fueron los vapores de un brasero los que acabaron con su sufrimiento. El cuadro, refleja el momento en que estando tendido en la bañera el cuerpo yaciente de Séneca, sus amigos lloran a su alrededor. Detrás del grupo se aprecia el brasero aún humeante

El artista planteó en esta pintura una composición horizontal, recordando frisos pictóricos clásicos como los que se representan en la pared del fondo. El formato rectangular se contrapone a elementos verticales como la vasija del primer término y las columnas.

La obra logró la primera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1871 junto con la Muerte de Lucrecia de Rosales (P04613). Ambas pinturas marcarían la vuelta a la temática clásica de la pintura de historia en España, ya que estos argumentos eran preceptos morales ejemplares que ningún espectador podría desdeñar.

Tras ser adquirido en 1873 para el Museo de Pintura y Escultura pasó al Museo de Arte Moderno.

Séneca: político y escritor, como Cicerón, Boecio o Tomás Moro.

Político y escritor que muere como víctima de la política, al igual que Cicerón, Boecio o Tomás Moro.

Asume su muerte con temple filosófico, como su maestro Sócrates; como Cicerón, que no huyó; como Boecio, que escribió su Consolación de la filosofía; o como Moro, que escribió también obras de reflexión en la cárcel.

Es un icono contra la tiranía.

Es un pensador puente entre la filosofía griega y la medieval; entre el paganismo y el cristianismo.


Domínguez Sánchez, Manuel (Madrid, 1840-Cuenca, 1906). Pintor e ilustrador español. Alumno de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, posteriormente prosiguió sus estudios en Roma. Desde allí envió obras a las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, siendo premiado en 1871 por el gran lienzo histórico La muerte de Séneca, su pintura más conocida. Su obra fue evolucionando, desde el purismo tardorromántico de inspiración nazarena, hasta el decorativismo de su etapa final, pasando por el realismo velazqueño por influencia de Ro­sales. Pintor de lienzos históricos, desa­rrolló igualmente ciclos decorativos, entre los que destaca el llevado a cabo en la basílica de San Francisco el Grande de Madrid, junto con Alejandro Ferrant. De esta experiencia, el Museo del Prado guarda Un episodio de la vida de san Francisco de Asís, cuyos autores son Ferrant y Domínguez, y otra obra, con el mismo título, pintado enteramente por Domínguez. El Museo también custodia un lienzo inspirado en un poema de Goethe, Margarita delante del espejo.
D. F. M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario