Seguidores

lunes, 14 de octubre de 2013

No sacrificar la verdad a la brevedad

Es ridículo y, más aún, de poca clase el preferir claramente lo más breve a lo mejor.

Platón, Leyes, ed. Lisi, Gredos, pág. 191.


No hay comentarios:

Publicar un comentario