Seguidores

domingo, 20 de octubre de 2013

Antígona, Hamlet y la fabricación de niños


Creonte, el rey de Antígona, era tirano e iba de tirano; Claudio, el rey de Hamlet, era tirano e iba de demócrata. Creonte era malo; Claudio era malvado. Creonte se equivocó; Claudio era un hipócrita.

La fabricación de niños de la fecundación in vitro se reviste de proclamas de progreso, pero es un retroceso hacia la posesión, y aún peor, la fabricación de seres humanos.
La fabricación de niños de la fecundación in vitro se reviste de democracia, pero transforma el don del hijo en el derecho al hijo.
La fabricación de niños de la fecundación in vitro se viste de ecología, dieta sana y buenas prácticas, pero pisotea la naturaleza, engendrando en una probeta y desaguando o congelando los embriones defectuosos.

Los esclavistas eran tiranos e iban de tiranos; los esclavistas actuales son tiranos y van de demócratas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada