Seguidores

lunes, 30 de septiembre de 2013

Novelización del debate sobre la lectura

 Javier  Blasco en Cervantes, Novelas ejemplares, ed. Jorge García López, Círculo de lectores, Barcelona, 2005.

Hasta cierto punto, toda su narrativa [de Cervantes] no es sino la novelización del magno debate que el humanismo suscita alrededor del problema de la lectura (con implicaciones morales y estéticas, pero también políticas y teológicas). XXII

Muchos de los personajes cervantinos no son otra cosa que la ejemplificación de una errada forma de afrontar el ejercicio de la lectura; una errada forma de sumar vida y ficción. No es una casualidad que Cervantes, en el prólogo con que abre el discurso de la historia de don Quijote, se dirija, precisamente a un "desocupado lector". En la misma dirección, las Novelas ejemplares no se dirigen a un lector —por ejemplo— "religioso", sino a un “amantísimo lector”: esto es, a un lector interesado en historias de amor. XXII-XXIII.

El “error” en el que se define el carácter de muchos personajes cervantinos--Don Quijote es el primero de todos ellos—es, precisamente, el de meterse demasiado en la ficción “artificiosamente” creada; el de carecer, respecto a ella, del necesario distanciamiento. XXXI





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada