Seguidores

sábado, 18 de mayo de 2013

Técnicas para disfrutar

Si el hombre es un ser que conoce y que disfruta, y la literatura -según Horacio- puede hacer conocer y disfrutar, la didáctica de la literatura será la ciencia para aprender a conocer y disfrutar de la literatura.

Pero si el hombre es, ante todo, un ser que disfruta, la didáctica de la literatura será el aprendizaje de la técnica para hacer disfrutar de la literatura. Técnicas para disfrutar, eso será sobre todo la didáctica de la literatura, y el profesor de tal materia, un masajista o un juglar, un saltinbanqui.

Mas si el hombre es un homo sapiens, y no solo un homo habilis, la técnica será siempre instrumental, y el fin será siempre saber. La técnica debe estar al servicio del conocimiento, sin confundirse con este.


La literatura es un saber y un arte, un conocimiento y un objeto bello. Todo reduccionismo empobrece, máxime cuando decapita -nunca mejor dicho- al ser humano y lo priva del saber y la sabiduría. Todos los hombres desean saber, decía Aristóteles. saber ¿qué? Pues quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos. Y la literatura aporta a este conocimiento. Saber es también un placer, el placer del entendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario