Seguidores

domingo, 4 de noviembre de 2012

Friedrich Schlegel: Sobre el estudio de la poesía griega

Editorial Akal, Colección Clásicos del pensamiento Traductor Berta Raposo,  Introducción de Reinhold Münster, Madrid  1996.
 
"El arte es una actividad muy peculiar del ánimo humano que está separada de cualquier otra por límites eternos" (pág. 90); "Ya sólo la palabra imitación es insultante. ... Sólo hubo un pueblo en el que el arte respondió a la elevada dignidad de su creación [Grecia]" (96); "Lo bello en el sentido más amplio (en el que abarca lo sublime, lo bello en sentido estricto y lo atractivo) es la manifestación agradable de lo bueno" (105-106); "El único arte propiamente puro sin fuerza prestada ni ayuda ajena es la poesía" (110); "No se puede explicar el estilo de Goethe más precisa, clara y brevemente que diciendo que está mexclado del estilo de Homero, de Eurípides y de Aristófanes" (119); "Casualmente inmoral desde el punto de vista estético es aquello cuya maldad no se manifiesta, pero que por su naturaleza y bajo ciertas condiciones subjetivas del temperamento y de la asociación de ideas puede llegar a producir un determinado pensamiento o acción inmoral" (128). "En vano esperamos a un Homero. Y ¿por qué tendríamos que desear de manera tan excluyente precisamente un Virgilio, cuyo estilo artificial está tan alejado de lo perfectamente bello?" (133); "Incluso la excesiva admiración por Virgilio no la puedo ciertamente justificar, pero sí disculpar. Para el amigo de lo bello puede que valga poco; pero para el estudio por parte del entendido en arte y del artista, sigue siendo extraordinariamente digno de atención. Este erudito artista eligió de entre el rico muestrario de los poetas griegos, con una especie propia de gusto, obras y rasgos aislados, los ensambló con inteligencia y los limó, alisó y acicaló con aplicación. El conjunto es una obra fragmentaria, sin organización viva ni bella armonía, peo puede no obstante pasar por ser la cumbre de la erudita época artificial de la poesía antigua. Le falta la última redondez y finura de los alejandrinos, pero por la fresca fuerza romana de su talento poético sobrepasa con mucho a los débiles griegos de aquella época en su propio estilo. En este sentido, imperfecto en sí, no es perfecto por antonomasia, pero sí el más excelente" (141).

No hay comentarios:

Publicar un comentario