Seguidores

sábado, 8 de septiembre de 2012

La comedia del Quijote

En el Quijote domina lo cómico; algo que puede verse a simple lectura y que ha estudiado magníficamente Anthony Close. Una comicidad que se enraiza, en buena medida, en la visión cristiana de la vida. Los males de este mundo se atemperan con el sentido de la providencia, de un Dios que gobierna el mundo con sabiduría y bondad. Es la risa medieval. La danza de la muerte. El romántico, en cambio, poscristiano, suele ser un señor muy serio, inundado por un sentido trágico. La tragedia del Yo en un mundo adverso.
Sería interesante estudiar la perspectiva de Dios como jugador y su influjo en la cultura europea. Por ejemplo, Proverbios 8, 30:  
delectatio eius per singulos dies,
ludens coram eo omni tempore,
31 ludens in orbe terrarum,
et deliciae meae esse cum filiis hominum.

Su deleite cada día,
jugando en su presencia todo el tiempo,
jugando en el orbe de la tierra,
y mis delicias están con los hijos de los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario