Seguidores

viernes, 17 de agosto de 2012

Uso y abuso del poder

Mientras haya hombres, habrá sociedad. Mientras haya sociedad habrá gobernantes y gobernados. Mientras haya gobierno habrá uso y abuso de poder.
Porque el hombre es libre, y por mucho progreso técnico que haya, el ser humano siempre se encuentra ante el dilema del bien y del mal, de la justicia y de la injusticia.
Uno de los temas que más ha interesado e interesará alos hombres será el de la justicia, es decir, el de unas relaciones buenas de los ciudadanos entre sí y entre gobernantes y gobernados.
La literatura nos ayuda a reflexionar sobre el uso y el abuso de poder. La literatura es la vida. La diferencia es que la literatura nos permite hablar de personajes de ficción y evitamos citar al alcalde, al vecino o al jefe del trabajo. La literatura nos permite despersonalizar y hablar en términos más generales.
Cuatro obras: Antígona, Hamlet, Odisea y don Quijote. cuatro obras ante la justicia.
Antígona y Hamlet. Dos tragedias separadas por 2.000 años. Dos tragedias en que una sobreina y un sobrino se revuelven ante la injusticia de su tío el rey.
La injusticia que rechaza Antígona es la de una ley dictada por su tío. La injusticia rechazada por Hamlet es la del modo de acceder al poder de su tío.
Ejercicio del poder y acceso al poder. Legitimidad de la obtención del poder y legitimidad del ejercicio del poder. Reflexión interesante: cómo se alxcanza el poder, como se jerce.
Creonte, el rey de Tebas, tío de Antígona, ha sucedido legítimamente a sus dos sobrinos, muertos en batalla.
Claudio, rey de Dinamarca, ha logrado el poder envenenando a su hermano, el legítimo rey, y ha contado con la complicidad de su cuñada, la mujer del rey.
Antígona, por tanto, no critica el acceso al poder de su tó; Hamlet sí: porque esa ha sido su injusticia.
Creonte, rey de Tebas

No hay comentarios:

Publicar un comentario