Seguidores

miércoles, 14 de marzo de 2012

Para qué sirve el latín


El conocimiento de la lengua latina sirve para:

1) Conocer mejor el castellano, italiano, francés, portugués, rumano, catalán y gallego, lenguas romances derivadas del latín, pues conocer a los padres ayuda a comprender mejor a los hijos.

2) Conocer mejor el inglés que, sin ser una lengua derivada del latín, posee un gran número de palabras latinas, por ejemplo United States, master o liberty.

3) Conocer el vocabulario científico y técnico (botánica, zoología, mineralogía, etcétera), que procede en casi todos los casos del latín y del griego (o, sencillamente, está escrito directamente en latín o griego).

4) Conocer mejor lo que significan las palabras y los conceptos que portan, a través de la etimología. Por ejemplo, en la familia léxica de verbos que significan "pensar": putare (podar), intellegere (leer entre), cogitare (reunir lo disperso); pensare (pesar)...

5) Desarrollar, mediante la traducción, el pensamiento lógico.

6) Conocer, de primera mano, buena parte de las obras más importantes de la filosofía, la literatura y la ciencia de los últimos 2.000 años.

7) Estudiar la historia de Europa. Gran parte de los documentos europeos (sobre todos los medievales) están escritos en latín.

8) Conocer la teología, la filosofía y la literatura cristiana, escrita en latín durante mil años. Lo cual incluye la versión vulgata de la Biblia y la riquísima colección de himnos cristianos, una joya poética de primer orden.

9) Para contrapesar la tiranía de lo inmediato y lo último, contrapesando la demagogia de iluminados y pseudoprofetas con la sabiduría acumulada en los últimos 2.000 años.

10) Para conocer la liturgia del rito católico latino, frente a esnobismos horteras e improvisaciones de bajos vuelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario