Seguidores

jueves, 19 de enero de 2012

Río Paisano, de Peñalosa, en la Embajada de Mexico en Madrid

Ayer Fernando Arredondo, filólogo granadino, bien acompañado por Ángel Arias, profesor de Literatura de la Universidad CEU San Pablo, presentaron el poemario póstumo del sacerdote y escritor mexicano Joaquín Antonio Peñalosa en la Embajada de México.
He aquí uno de sus poemas:

MUERTE NO ES MORIR

Si ya vas a venir, hazlo más tarde,
aunque mi luz apenas parpadea,
no es que a vivir me aferre, no es que crea
que convertirme en polvo me acobarde.

En mi invierno, el jardín florece y arde
y, a pesar de mi noche, el sol flamea;
deja que se retarde tu tarea,
deja mi río y que tu mar aguarde.

Pero si no seré jamás lo que persigo,
si del árbol de ayer quedó una astilla,
a qué esperar la muerte tan sencilla.

Mi llaga en paz y mi cizaña en trigo,
Dios besó al pecador en la mejilla,
y muerte no es morir si estoy contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario